Cuando se habla de botox, la primera idea que se te viene a la cabeza es todo lo relacionado con arrugas, la estética, estiramientos de piel. La medicina estética en Carabanchel, Oporto, claro, corrige y suaviza las arrugas de la cara, pero además posee algunos beneficios médicos -desconocidos por mucha gente- que hacen de esta sustancia una gran herramienta contra algunas dolencias.

En este artículo resumiremos esos otros beneficios, además del estético. Porque ¿cuántas personas que buscan un tratamientos de medicina estética en Carabanchel, Oporto saben que además de combatir las arrugas o las manchas en la cara tiene otras ventajas? Como diremos a continuación, la estética no es su única utilidad.

Empecemos por el principio. El botox es un tipo de toxina botulínica que bloquea las señales nerviosas responsables de que se activen los músculos.

Gracias a que paraliza la actividad del músculo (temporalmente), la toxina botulínica conocida como botox trae consigo algunas ganancias médicas como mitigar las migrañas crónicas y las cefaleas espinales. Si se inyecta cada dos o tres meses en los músculos de la frente, del cuello o la cara se percibirá un alivio de las cefaleas.

Otro de los trastornos para el que está indicado es la sudoración excesiva, la hiperhidrosis. Se puede eliminar, al menos durante tres o cuatro meses, con la aplicación subcutánea del botox diluido.

También es capaz de relajar los espasmos musculares, de forma que el parpadeo incontrolable (contracciones en el músculo del párpado provocados por el estrés o la fatiga) ve mejorado sus síntomas con pequeñas inyecciones de toxina botulínica.

Por último, la tortícolis espasmódica o distonía cervical puede ser remediada con mínimas dosis de botox.

Como se aprecia, las aplicaciones de esta toxina se extienden más allá de la estética tratando trastornos molestos para parte de la población. En Medicina & Estética Glamour tenemos el equipo profesional que necesitas para tus tratamientos faciales.